2015-2016

“Si no nos entendemos por el lenguaje, entendámonos por el amor”

Este curso queríamos hacer un homenaje a nuestro Beato Ramon Llull en los 700 años de su muerte.

De toda su gran obra, queremos reflexionar sobre esta frase: Cantaba el pájaro en el huerto del Amado. Vino el amigo y dijo al pájaro: Si no nos entendemos por el lenguaje, entendámonos por el amor; caro en tu canto se representa a mis ojos mi Amat 1 .

Si vamos deshaciendo y analizando los elementos de esta frase, podemos ver como el pájaro, el cual Ie recuerda al Amado, se encuentra dentro del vergel del mismo Amat. El pájaro es aquel elemento concreto a través del cual se proyecta el Amado. Por lo tanto, el Amado es a quien amo, a quien todo me recuerda, aquel que no necesita hacerse presente para hacerse oír… es Dios.

El lenguaje, es aquella mediación que, en ocasiones, me limita, para poder hablar con el Amado. El lenguaje se queda corto cuando el interlocutor y yo no compartimos el mismo código. Pero por encima el lenguaje, el Amado entiende el Amor. Y así lo podemos leer en la carta de San Pablo:

El amor no pasará nunca … Mientras tanto, subsisten la fe, la esperanza y el amor, los tres; pero el amor es lo más grande. (1 Co 13, 13).

En esta relación Amigo-pájaro (yo y los demás) nos olvidamos en muchas ocasiones del Amor y nos limitamos a una comunicación a través del lenguaje. Cuando hablamos de literatura se diferencian fondo y forma y en nuestras relaciones, muchas veces, supeditamos todo a las formas. Pues será el objetivo de este lema, sentirnos llamados a dar importancia al fondo por encima de las formas ya que el fondo, el Amor, es lo que nos hará ver al Amado.

De este modo, descubriremos al Amado (Dios) dentro del otro, cuando nuestros ojos sean capaces de ver más allá de las formas, más allá de la historia personal y sepan penetrar los secretos y la riqueza del Otro.


1. RAMON LLULL, LLibre d’Amic i Amat, 27