Forma parte intrínseca del carisma de las Hermanas Franciscanas Hijas de la Misericordia y, por lo tanto, de los Centros Escolares San Francisco de Asís, el máximo respeto y cuidado por nuestro Hogar Común, la Madre Tierra.

Centramos esfuerzos en promover entre nuestro alumnado una actitud responsable con el entorno que, además, mediante unas acciones y una actitud consecuentes, les convierta en los mejores embajadores de esta misión para contribuir a que el resto de la sociedad también se impregne del respeto y cuidado de la naturaleza.

El Papa Francisco nos ha enviado, a través de su Encíclica, Laudato si, un mensaje claro sobre la importancia de hacer un uso responsable de los recursos naturales y proteger el medio ambiente. Así mismo, se plantea una pregunta que también queremos compartir “¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quien nos suceda, a los niños que están creciendo?”.

Nosotros, los CSFA, apostamos por una sociedad alejada del consumismo, más austera y con voluntad de servicio a quienes más ayuda necesitan. Trabajamos además para impulsar una sociedad verdaderamente preocupada por la naturaleza y concienciada con la necesidad de propagar la cultura del respeto y la sostenibilidad.

Entre otras actuaciones, insistimos muy especialmente la revisión de nuestros hábitos de consumo para que tengan el menor impacto posible sobre la Tierra que nos acoge. Llevamos a cabo acciones concretas de concienciación para que los que crecen en nuestros centros lo hagan con la convicción de que cuidar de la Creación es imprescindible.